Members

was here...

sábado, 28 de diciembre de 2013


" Sé dónde te encuentras ahora mismo. Me gusta recordar que sigues en la misma posición en la que te vi por última vez. Estás tumbada boca abajo y tu brazo izquierdo está escondido debajo de la almohada, mientras que el derecho cuelga por el borde de la cama. Tendrás la luz de la mesilla encendida y un libro caído en la alfombra sin el marca-páginas puesto. 
Estás dormida. Llevas exactamente 52 minutos en esa posición. Quizá yo estoy invadiendo un pequeño lugar en tus sueños, o quizá no has vuelto a soñar conmigo desde aquella noche de verano. Nunca lo sabré.


Me imagino la forma de cada una de las arrugas que te salen cuando frunces el ceño porque la mano izquierda se te duerme si lleva mucho rato en la misma posición, y conozco el gesto con el que te apartas ese mechón de la cara que es lo único que te hace volver a la realidad.
También sé cómo es el olor de tu piel cuando te pones crema hidratante después de ducharte. Cómo no iba a acordarme yo, que he recorrido tu cuerpo entero, saltando de lunar en lunar. Sabría reconocer el sonido de tu dientes chocando con los míos entre un millón de ruidos, y créeme que lo daría todo por verte reír una vez más después del choque. 
No sé que ha sido del tímido roce de tu nariz con la mía, ni de cuando dejabas la mirada perdida y yo te besaba en la frente. Ya no sé que queda en nosotros de aquellos dos que discutían por nada sabiendo que lo mejor estaba por llegar cuando el otro se atreviese a pedir una tregua. En la radio sonaba tu cantante favorito y me ha llevado a ti. He vuelto durante un rato, aunque supongo que ni te acuerdas de que un día me aprendí todas sus estúpidas canciones por cantarlas contigo. 

Tu siempre odiaste las despedidas, y yo nunca supe que decirte cuando se hizo inevitable, sin embargo tengo una que es mi favorita. Me la enseñaste tú: "vete que ya estoy deseando verte volver". Gracias supongo. 

"Nunca quiso ser de nadie" dice la canción. Qué razón tiene. Empiezo a entender que te gustase tanto, todas sus letras hablan de ti. Cómo la odio Irene, no te imaginas cuánto. Siempre supe que a la larga habría canciones que detestaría escuchar y siempre supe que tu no acabarías mientras existiesen esas canciones. "  

No hay comentarios:

Publicar un comentario