Members

was here...

miércoles, 17 de abril de 2013



Sin apenas darme cuenta el "Yo de mayor..." está cada vez más cerca y lo siento como el vértigo que da asomarse a un precipicio. A veces por la mañana me levanto con las ideas claras y con ganas de comerme el mundo pero cuando se hace de noche y vuelvo al colchón que aún huele a ti, otra vez desisto y es el mundo quién me engulle a mi. 

A veces me acuerdo de ti y me pregunto porqué ya no dueles. 
A veces sonrío porque sé que tu también me recuerdas al escuchar Over the Rainbow. 
A veces me pregunto porqué no sé utilizar los recuerdos. Otras me concedo un ratito para soñar contigo en vez de pensar en ti. 
Es algo así como caer en picado. Dejarme naufragar para recordar tu sonrisa hablando de no se qué ciudad y de no se qué película de Woody Allen. 

"Ya tenía las horas contadas contigo, y ambos lo sabíamos aunque no queríamos enterarnos". Y le doy la vuelta a la almohada como cuándo dábamos la vuelta al mundo sin salir de esta habitación. 
Ya habrá otro que se parezca un poquito a ti. Que piense que hay canciones que llevan mi nombre y domingos que tienen cosas que contar sobre mi. Me consuela pensar que "oportunidades así llegan cada dos por tres" y en el fondo, muy al fondo se que no es más que otra forma de autoengañarme, para que el precipicio cada vez se haga más pequeño y el mundo más habitable. 

Si algo es seguro, es que cada día aprendo un poquito más y te recuerdo un poquito menos, aunque por las noches se me olvide olvidarte. 
Y sé que sigues con tus manías y tus cigarros de madrugada. Aunque cambies tú, hay cosas en ti que no cambian. Y sé que miras al cielo fumando en el balcón con la certeza de que ahí arriba hay estrellas aunque la contaminación de esta ciudad no te deje verlas. Igual que yo te miraba con la certeza de que te irías para no volver aunque me dijeses que si. Y sigo escribiendo y tu sigues fumando. What a wonderful world.

El "Yo de mayor..." tiene toda una vida para alcanzarme. Tengo muchas cosas que hacer antes de crecer y muchas cosas que hacer cuando crezca. 
Yo de pequeña quería ir a África a salvar vidas, pero creo que primero tienen que salvarme a mi. También quería ser bailarina y escribir historias. 

Escribir. Quizá significa que el "yo de mayor..." me está alcanzando, y que ha llegado el momento de hacerse mayor. Y de que me salven.

La nostalgia es tan caprichosa que no necesita razones para doler, y escribir lo que duele es increíblemente bonito.

4 comentarios:

  1. Qué bonito Irene... es que es eso, cuanto más duele, más bonito queda puesto por escrito. Tenía ya ganitas de leerte, me ha encantado! Un besito guapa <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias como siempre J!!! :) espero poder sacar algo de tiempo para echar un vistazo a tu blog que últimamente la uni me tiene super ocupada. Cuídate mucho bonita(: nos leemos!!

      Eliminar
  2. '...y escribir lo que duele es increíblemente bonito'. Y ahí es donde si lo anterior había sido bonito, con eso lo has hecho increíble.

    www.vamosafumarnos-la-ciudad.blogspot.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Elena!!! te leo aunque no pueda seguirte, no se porqué el blog ya no me deja seguir a más personas, un besitoo

      Eliminar