Members

was here...

jueves, 27 de diciembre de 2012

merrychristmas

A lo largo de nuestra vida conocemos a más de 20.000 personas.
Algunas salen de tu vida de la misma forma que entraron: de puntillas y sin hacer ruido. Normalmente esas son las que conocemos en el metro, en la cafetería de la Universidad, en el autobús o un sábado en la discoteca, e incluso en la biblioteca de la facultad.

Luego hay personas que nada mas verlas te das cuenta de que tienen magia. Otras que intentan ser mágicas pero no llegan a serlo. Algunas personas abrazan a personas con magia. Hay magia incluso entre personas que se comen con los ojos pero que no se atreven a abrazarse.
Hay personas que vale la pena conocer. Y a esas personas sería una pena no conocerlas. Ni a ellas ni a su magia.

Hoy os voy a presentar a una persona de las 20.000 que se cruzarán conmigo. No sabemos cuánto tiempo estaremos la una con la otra. No ha sido protagonista en la historia de mi vida. Ni me ha marcado para siempre. Pero quién sabe si algún día, lo hará.
Y no hemos compartido muchos sueños ni mucha magia. Pero puede, que a partir de ahora creemos sueños juntas.

Ella fue de las primeras que conocí en la facultad. Nos hicimos amigas entre cachis de calimocho y mofletes pringados de nocilla. Bailamos en el parking de Mercadona y explotamos globos llenos de vinagre con la boca. Nos tuvimos que declarar a veteranos y lavar el pelo en el baño de chicas. Ella es Irene. Nos llamamos igual, y a pesar de que hay muchas formas de llamarla, me quedo con titi. Se sentaba en el otro extremo de la clase pero ahora se sienta conmigo. Creía que iba a ser la responsable de las dos, pero ahora, se está pasando al lado oscuro y prefiere venirse de vez en cuando a la biblioteca a reírse de cómo se me cae la baba con el chico de la mesa número tres. Lo malo de todo eso, es que nos cuesta que alguien nos pase los apuntes.

Vernos en clase es un completo espectáculo. "Las Irenes" como dice la doctora que nos da Dimensión Pedagógica, se pasan las horas empanadas. Pero es genial. Cada tres minutos me enseña un tweet gracioso o me da un manotazo porque yo inconscientemente, me chasco los dedos de las manos. Pasamos las horas entre "que no me pegueeeeees" y "que no hagas esooooo". Dice que estoy loca, obsesionada y salida. Y la verdad es que un poco de razón no le falta.

Tiene risa contagiosa. Odia la lluvia, pero la encanta el chocolate super caliente y el fútbol. Se coge unas depresiones terribles cuando pierde su Real Madrid del alma. No hay día que no lea el Marca, a veces lo lee hasta en la cafetería de la Universidad. O con el portátil en clase. Cada día en el descanso de las 11:00, vamos a la máquina del pasillo a sacar un chocolate y un kinder bueno. Siempre se la queda atascado. Siempre se indigna y se enfada.  Siempre dice que la máquina la odia. Y yo me río. Mucho, mucho, muchísimo. Creo que hemos perdido la cuenta de todas las veces que la ha pasado.

Pero es preciosa. Y si la conoces, aún más.
Pasa vergüenza cada vez que nos encontramos por casualidad con el chico de la mesa número 3 de la biblioteca. Dice que sus ojos dan miedo, y que hay tensión sexual entre el y yo, por eso ella dice "risas infinitas" y yo contesto con un "no entiendo nada".
Y es verdad. No entendemos nada. Entre planear choques en el pasillo con el de los ojos avellana, los chocolates de máquina y algún que otro plato de bravas en la cafetería se está pasando el primer cuatrimestre. Y las vacaciones de navidad.
Pero ya veréis como aprobamos todo, aunque tengamos que hacer horas extras en la mesa de la biblioteca, o en la de la cafetería. Aunque riamos infinito o no entendamos nada.



Hoy me apetecía que la conocieses, aunque no sea tan bien como la estoy llegando a conocer yo y ya de paso felicitarle la navidad.
Feliz Navidad titi, la primera de muchas más juntas, de eso puedes estar segura.

xoxo





6 comentarios:

  1. Preciosa descripción y estoy segura que ambas son un par de lo más singular.
    ¡Un besazo y feliz Navidad!

    ResponderEliminar
  2. Hola Nenu, hermoso post, te deseo un muy feliz año 2013, lleno de paz, salud y prosperidad.
    Un gran saludo de Oz, desde:
    http://leyendas-de-oriente.blogspot.com/

    ResponderEliminar