Members

was here...

lunes, 10 de diciembre de 2012

yops returns


Diciembre huele a volver. A volver a casa por navidad.
A amores de otoño que caducan con las hojas de los árboles. A noches de café, de apuntes y biblioteca. A exámenes a la vuelta de vacaciones, a facultades en las que vivir deprisa para que el tiempo pase más despacio, a su parte de atrás, con caladas a medias para combatir el frío. A fumarse las horas muertas. A trabajos a medio acabar, búsquedas documentales que agotan la paciencia y ese "queda pendiente" escrito en un possit sin fecha de caducidad. Se acaba otro año con más pájaros en la cabeza que pies en la tierra. 


Huele a reencuentros con los de siempre, a los viejos amigos que de vez en cuando vuelven a tu vida. 
Año nuevo, nuevas historias, aunque las vidas cruzadas para siempre en un vagón de metro, no se olviden facilmente. 
Otro año que va a acabar con algún que otro ajuste de cuentas y cuentas pendientes. Empezará 2.013 con mi lista de cosas por hacer más llena que nunca. Queda pendiente el verano por los lugares de los que hablaban las canciones, la libertad de conducir hasta el sol.
Recuerdos y fotografías que dejan un buen sabor de boca de los últimos 365 días. Amigos que fueron algo más, dejando huella, calando hondo y desapareciendo después. Catorces de febreros sin amor. Reconciliaciones de película. El calor de unos labios que intentaban calmar el frío. Abril jarreando en las calles de Malasaña. Mayo de graduaciones y chaquetas verde lima. Junio de decepciones. Esas doce estrellas que brillaban en la noche de hogueras en una isla del mediterráneo. Cuatro amigas haciendo botellón en alguna playa del norte un domingo de julio preparadas para hacer historia. Un septiembre de tilas y manzanillas con selectividad a la vuelta de la esquina. Los dieciocho otoños del 6 de octubre. Un noviembre dulce que se pasa de parada en el metro. Un diciembre de amores que no entraban en mi lista de planes y el chico misterioso de la mesa numero 3 de la biblioteca. 


Ganas de nuevos proyectos y retos, de planear que no va a haber planes. Cambiar el mundo desde el césped de la Universidad. Echar más horas entre repro y la máquina de café que dentro de las clases magistrales.
Odiar a muerte las paradas de tren que me vuelven a separar de tu cama. All I want for christmas is you. 
Es tiempo de hacer maletas con ropa de invierno y reanudar esta vida improvisada tan lejos de Zaragoza. De llenar la nevera de turrones y preparar los tacones para la fiesta de fin de año. Es tiempo de ser grandes y de creernos que lo somos, porque aunque los culpables se atrevan a llamarnos generación perdida, es tiempo de vivir y salvar el mundo. 


Diciembre huele a volver. La ciudad nos mira expectante.
Vuelvo a veros por aqui y vuelvo a caer rendida. 
Las catorce juntas volvemos a la carga. 




6 comentarios:

  1. Simplemente genial! Así da gusto empezar diciembre...

    Un besito :)

    ResponderEliminar
  2. Viivo en Argentina, y la navidad me huele a verano, amigos, fiesta, familia, regalos, joda y alcohol, gracias por el texto :)Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por pasarte y por comentar!! aquí en España la navidad es tiempo de frío!! besosss

      Eliminar
  3. It is a very great image.
    Please come to see my photograph.
    I am glad if I get readers to become.
    Thank You♪♪
    http://aurora-works.blogspot.jp/
    Shumpei Danno

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. thank you! I saw you blog too and It´s so lovely! xoxo

      Eliminar