Members

was here...

jueves, 16 de mayo de 2013

No me gustan los días nublados pero éste tampoco ha estado tan mal. Al despertarme he pisado el suelo primero con el pie derecho y me ha dado la seguridad que necesitaba. Por algo se empieza. 


He dejado la zona de mimos y hoy estreno lunares para que me den besos nuevos. 

He pensado llevar un as escondido en la manga pero creo que el truco está en que no haya truco. Sólo magia y una reina de corazones siempre dispuesta a improvisar con todo lo que eso supone. Era verle el alma y mi cara se encendía. 


No me gustan los días nublados, pero cuando te han robado abril tantas veces como a mi ya no te preguntas como pudo sucederte a ti y sólo piensas que un par de rayos de sol seguro que aclaran todo. 

No me gustan los días nublados en que me tiemblan las piernas. Quizá es porque la próxima parada de bus es la mía y porque hoy la esperanza me ha dicho que quizá si. Pero yo se que ya no. 
 

A este mayo le quedan dos asaltos y la primavera no me termina de curar las heridas del invierno. 


No me gustan los días nublados y menos si vengo de una biblioteca fría y que ha perdido toda su magia. Y su sonrisa, que era mejor cuando mordía. 
Ya lo voy necesitando, que sea sólo magia. Pero que sea. 






7 comentarios:

  1. 'A este mayo le quedan dos asaltos y la primavera no me termina de curar las heridas del invierno'.
    Y en esa frase me has descrito a mi.

    www.vamosafumarnos-la-ciudad.blogspot.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por pasarte, y por el comentario!

      Eliminar
  2. ¿Sabes que a mí me ocurre lo mismo cuando veo que has vuelto a escribir, no? Y que encima, me has alegrado la mañana de un día nublado, aunque aquí haga sol.
    Tienes toda la razón con eso de que las palabras nos liberan y nos hacen esclavas, pero en éste caso no me importa mucho, la verdad.
    Respecto a lo de echar de menos, te contesto con tus propias palabras: "Ya lo voy necesitando, que sea sólo magia. Pero que sea."
    Después de leerte, me han vuelto las ganas de sonreír y sobretodo, las de creer, aunque no sepa muy bien en qué. Por todo eso, muchísimas gracias, otra vez.
    Y ánimo con las bibliotecas frías, dicen que el frío ayuda a concentrarse...
    Un beso enorme!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero qué bonita eres!!!!!! :)

      Eliminar
  3. Muchas gracias por tu comentario.
    Que bonito escribes...

    Te envío mi abrazo.
    Dani..

    ResponderEliminar
  4. "Y su sonrisa, que era mejor cuando mordía." Holaa! Me ha encantado tu blog, y esta entrada. Escribes genial :)
    Pasate por el mio si puedes, un beso. Patri
    http://todoloquedigasnoimporta.blogspot.com/

    ResponderEliminar